Promesas de Recuperación



1) Nos aceptamos plenamente, aunque deseemos cambiar algunas partes de nosotras. Hay un amor propio y un respeto por nosotras mismas, que alimentamos cuidadosamente y nos proponemos expandir.
2)Aceptamos a los demás tal como son, sin tratar de cambiarlos de acuerdo con nuetras necesidades.
3) Estamos en contacto con nuestros sentimientos y actitudes acerca de todos los aspectos de nuestra vida, inclusive de nuestra sexualidad.
4) Atesoramos cada aspecto de nosotras mismas, de nuestra personalidad, nuestro aspecto, nuestros valores y creencias, nuestro cuerpo, nuestros intereses y logros. Nos autovalidamos en lugar de buscar una relación que nos proporcione un sentido del valor propio.
5)Tenemos suficiente autestima para disfrutar la compañía de otros, especialmente de hombres, que estan bien tal como son. No necesitamos que nos necesiten para sentirnos dignas.
6) Nos permitimos ser abiertas y confiadas con las personas adecuadas. No tenemos miedo de que nos conozcan en un nivel profundamente personal, pero tampco nos exponemos a la explotación de quienes no se interesan por nuestro bienestar.
7) Cuestionamos: " ¿Esta relación es para mi?", " ¿Me permite crecer hacia todo lo que soy capáz de ser?".
8) Cuando la relación es destructiva somos capaces de renunciar a ella sin experimentar una depresión incapacitante.
9) Valoramos nuestra propia serenidad por encima de todo. Todas las luchas, el dramatismo y el caos del pasado han perdido atracción. Nos protegemos a nosotras mismas, nuestra salud y nuestro bienestar.
10) Sabemos que una relación, para funcionar bien, debe ser entre dos personas que compartan objetivos en común, intereses y valores similares y que tiene capacidad para la intimidad emocional. Sabemos también que somos dignas de lo mejor que puede ofrecer la vida.

(Texto extraído del libro "Cartas a la mujeres que aman demasiado", de Robin Norwood, Cap. 7.)

Entradas populares