LOS LEMAS

Cuando nuestras mentes están atrapadas por los problemas o los temores, es conveniente recordar una frase sencilla, un lema o pensamiento y repetirlo una y otras vez hasta que la mente se sature de ellos. Reemplazaran así a la ansiedad creada por el tormento emocional. Es importante que no lo hagamos con el espíritu de la dependencia hacia nuestra neurosis. Dediquémonos simplemente a nuestra actividad mental “no luches”, la “Oración de la Serenidad” es el pensamiento mas usado.

DALE LAS RIENDAS A DIOS

Nosotras tratamos de hacer todo lo bueno que podamos por un problema, y después dejamos los resultados a la decisión de nuestro Poder Superior, ganando confianza en que esta forma de actuar es la mas efectiva, iremos dejando de lado la preocupación.
Poco a poco comprenderemos, que si las cosas no salen como a nosotras nos gustaría posiblemente es que Dios esta tratando de demostrarnos algo.
Podríamos usar este lema fácilmente para excusarnos de resolver los problemas ya que Dios nos cuida. Esto seria deshonesto, seria distorsionar el significado. Lo que este lema intenta decir es que soltemos las riendas pero que hagamos nuestra parte “Pon tu 50 % que Dios pondrá su 50 %”

PRIMERO LO PRIMERO:

Antes de todo esta nuestra recuperación. Hemos aprendido que la neurosis es una enfermedad sutil progresiva y mortal. Comprendemos pues por qué debe estar sobre la familia, el trabajo y la opinión de los amigos. Se realmente apreciamos a estas personas, debemos primero salvar nuestras vidas.
Ensayemos seguir nuestra conciencia. Las acciones incorrectas o dañinas pueden tener prioridad. Cuando estés indeciso , pregúntate ¿Qué debería hacer primero? ¿Qué es lo mas importante para mi? De una cosa a la vez saldremos adelante.

UTILIZA, NO ANALISES

Millones de miembros anónimos prueban que el programa funciona. De nada sirve que nosotros, recién llegados, queramos discutirlo o buscar fundamentos científicos. Las herramientas fraccionan; mejor será que nos demos la oportunidad de probarlas o en todo caso dejémoslas a un lado; de ese modo, si en el futuro deseamos intentarlas las tendremos a nuestra disposición. TOMALAS O DEJALAS PERO NO LAS DISCUTAS.

MANTENLO SIMPLE

Este Lema implica que debemos hacer una cosa a la vez. Debemos cerciorarnos de que nuestra cabeza y nuestro cuerpo se hallan en el mismo sitio. Si estamos complicando demasiado nuestras vidas con excesivas actividades, puede que sea mejor que hagamos menos y bien, que abocarnos a muchas y hacerlo mal.
Deberíamos tomas las cosas tal como se nos presentan, sin buscar tras de ellas dobles intenciones; sin sobre analizar a las personas; esto nos privaría de sentir alegría por lo que nos esta pasando y nos mantendrá enfermos.
Significa también no agrandar las cosas, no exagerar nuestros problemas. Tratamos de llegar a lo mas profundo del problema en lugar de detenernos en los detalles. El mantener las cosas simples es un antitodo perfecto para la confusión.

POCO A POCO SE VA LEJOS


Cuando las cosas no salen como nosotras queremos es posible que empecemos a sentir rabia y frustración, también podrimos descorazonarnos y decidir que esta labor o vale la pena. Pero sabemos que el cambiar lleva tiempo. Tardamos toda nuestra vida en llegar a estar enfermos a este grado y nuestra exigencia pretende que en pocos meses nos recuperemos. En los momentos de impaciencia es útil recordar que el programa funciona si nos damos el tiempo necesario.

VIVE Y DEJA VIVIR

El Lema te dice que te concentres en vivir tu propia vida lo mejor que puedas, y que dejes que los demás hagan lo mismo. Significa reprimir las criticas, tratar de no herir sentimientos ajenos ni de palabra ni de obra.
Esta simple declaración te ayudara a lograr una verdadera fortaleza de carácter; te ayudara a cumplir tus deseos y a analizar tus esperanzas y sueños.
Lo que es bueno para ti lo es para los demás, si lo que otros hacen no te parece correcto esta bien hacerlo notar, pero si te dicen que no es de tu incumbencia, déjalos. No es nuestro deber el dirigir a nadie en nada.
No nos permitamos llegar a tal estado de apego o rechazo por otra persona, que le otorguemos el control de nuestra vida. Hemos encontrado que no tenemos el deseo de permitir que nadie maneje o arruine nuestras vidas.
El desprendimiento emocional es una herramienta que capacita a los miembros a ayudarse a si mismo. Nos enseña que no somos responsables de la enfermedad ni de la recuperación de otras personas. Dejamos de obsesionarnos por el comportamiento de otros y comenzamos a llegar una vida más feliz y gobernable, una vida con dignidad y derechos, una vida guiada por un Poder Superior a nosotros mismo.
Esta herramienta nos enseña a no sufrir a causa de otras personas. No permitir que nos utilicen. No hacer por otros lo que ellos deben hacer por ellos mismo. No manipular situaciones para lograr que los demás actúen a nuestro gusto. No encubrir los errores ni delitos de otras personas. No crear una crisis. No impedir una crisis que esta dentro del curso norma de los acontecimientos.
El desprendimiento emocional no es bondadoso ni despiadado. No implica evaluación de la persona ni de la situación de la cual nos desprendemos emocionalmente. El desprendimiento emocional nos ayuda a ver la situación real y objetivamente haciendo posible tomar decisiones inteligentes.

HAZLO CON CALMA PERO HAZLO

Este Lema nos recuela nuestra tendencia a exagerar, a apurar las cosas. La impaciencia que mostramos ante cualquier obstáculo nos dice que vayamos mas despacio, que pensemos antes de hablar o actuar si no queremos darnos la cabeza contra la pared.
Repetidamente abarcamos mas de lo que podemos abarcar haciéndonos cargo de muchos más compromisos de los que cualquier persona puede manejar. Es así como aseguramos nuestra frustración. No obstante, no debemos utilizar este Lema como aun licencia para la pereza o para llegar tarde a todos los compromisos.
Existen cosas que deben dejarse para mañana, pero hay muchas otras que si se posponen durante 24 hs, cuando las retomemos nos encontraremos mejor equilibrados para manejarlas.
Es muy difícil para nosotros descansar y tomarle sabor a la vida, acomodar las prioridades en una forma mas sensata. Aprendemos que muchas acciones que consideramos vitales pueden eliminarse si son reexaminadas. Recuerda que tu mismo no eres imprescindible.

HAZ COMO SI

Por esta formula las compañeras nos aseguran que la vía para la autotransformación es la acción. Todas las propuestas que no podamos terminar de aceptar, podremos, de todo modos aprovecharlas si guiamos nuestra acción “como si” en efecto las aceptáramos; y hasta es posible que con el tiempo terminemos creyendo de verdad en las mismas.
No es esta la única aplicación: también en aquellos momentos shockeantes podemos comportarnos “como si” nada hubiera ocurrido, mientras logramos serenarnos.
Digamos que puedes tomar las propuestas del programa como mentiras útiles. Por ejemplo, puede no saber si Dios existe, pero comportarnos “como si” existiera, me sirve.

DESCARGATE SIN AGREDIR

Cuando no podamos o no queramos ir a una reunión, ni comunicarnos con nuestro padrino, ni llamar por teléfono, podemos optar por salir a caminar concientemente de nuestra respiración, o practicar algún deporte vigoroso. Podemos escribir todo en un papel cuyo final sea el tacho de basura. También puede servir lavar la ropa estrujándola como si fuera esa persona con la que estamos en pelito. Otros ensayan cavando pozos en el jardín, o aprovechan la hora de preparar la comida imaginando que descuartizan a la persona que odian. A algunos les ha funcionado sentarse en una silla a gritar o insultar a todos y por todo, o mientras están bajo la ducha. Lo esencial de este método es no guardar nuestra furia (pues nos dañaría física o mentalmente), no descargarla en los débiles (los que nos rodean suelen no poder defenderse ni contar con un grupo) sino deshacernos de ella inofensivamente.
Estas son buenas herramientas en caso de no poder aliviarse con la gente del grupo; en cambio, no son buenas herramientas el darle un palazo o una patada al perro ( o al gato).

¿ES REALMENTE IMPORTANTE?

Parte de nuestro crecimiento es aprender a discernir lo que es importante de lo que no lo es. Cuando estamos confusos y enfadados nuestra forma de responder a un problema suele no estar a la altura de la verdadera importancia del asunto. Muchas situaciones ahora nos abaten, dentro de cinco año ni siquiera las recordaremos.
Hoy cosas importantes, otras de mediana importancia, y otras cosas que carecen de absoluto de ella. Cantidad de pequeños incidentes puedan transformarse en experiencias penosas si se lo permitimos; podemos en cambio, pasarlas por alto. El pensar ¿Es realmente importante? Nos mantendrá serenos durante tiempos de tensión y de esta manera podremos conservar nuestra energía par las cosas que realmente lo merecen.

LOS NEGOCIOS EN CALIENTE NO SON NEGOCIOS.

Una tensión tomada en un momento de amargura, enojo, excitación o confusión será posiblemente poco feliz, y otro tanto podemos decir del dejarse llevar por los consejos bien intencionados pero basados en un conocimiento limitado de la situación que pueden brindarnos parientes o amigos. La experiencia sugiere esperar un poquito mas, mientras pondremos las alternativas y sus posibles resultados. Nos pide pensar si un cambio drástico será realmente lo mejor para mi y mi familia. Antes de llevar a cabo ninguna medida es mas sensato intensificar la practica del programa. El hacerlo así posibilitara la aparición de una solución distinta y más constructiva. Consideramos si, el remedo que estamos por aplicar en un momento de prisa e irreflexión no será al final peor que la enfermedad.






Entradas populares